Ten Cuidado Con Algunos Alimentos Supuestamente Sanos

Barrita Chocolate Chip GranolaMuchos de los alimentos de los supermercados que se anuncian como ‘Bajos en grasa’ u opciones saludables en realidad están ocultando altas cantidades de calorías, grasas, azúcares y sales. Los siguientes son algunos ejemplos de alimentos supuestamente sanos:

1. Agua con vitaminas añadidas.

De primeras, puede parecer un producto inocente, pero el producto es básicamente agua azucarada. Una botella de agua con vitaminas de marca ‘Glaceau’ contiene 8 cucharaditas de azúcar, indicada en la etiqueta como “fructosa cristalina” que es una forma de azúcar. También contiene cantidades excesivas de ácido cítrico que puede ser perjudicial en grandes cantidades y provoca la erosión de los dientes.  Si quieres un agua vitaminada buena para la salud, exprime jugo de limón en un vaso de agua. Los limones contienen todas las vitaminas del agua vitaminada sin azúcar añadido.

2. Granola.

La Granola se hace típicamente con grandes cantidades de azúcar y con aceites grasos añadidos. La avena, sin embargo, es natural y buena para la salud, habiendo marcas saludables de granola sin azúcar añadido. Por lo tanto, es necesario comprobar los ingredientes antes de comprarla.

3. Barritas energéticas.

Por lo general, están llenas de azúcar; algunas contienen más incluso que una lata de refresco de cola y otras son casi un tercio de grasa. Las barritas energéticas nos proporcionan energía rápida, y esa es la función el azúcar, pero eso desaparece de forma rápida y con frecuencia nos deja con la sensación de más letargo que antes.

4. Alimentos libres de grasas y cero calorías.

No se debe confundir “sin grasa” con calorías, ya que los alimentos libres de grasa a menudo contienen más calorías que los alimentos regulares. Cuando se quita la grasa de los alimentos, también elimina la mayor parte del sabor. Así que para contrarrestar eso, los fabricantes de alimentos reemplazan la grasa con azúcar, edulcorantes, espesantes y sal; y estos pueden ser peor para la salud que la grasa. Es importante saber que tipo de grasa se encuentra en los alimentos. Existen dos tipos de grasas no saludables: las grasas saturadas y las grasas trans. Del mismo modo que hay dos tipos de grasas saludables: las grasas monoinsaturadas y las grasas poliinsaturadas. En el caso de que un fabricante de alimentos reduzca la grasa saludable de un alimento y la reemplace con azúcares y sales para hacerla más sabrosa, esta, puede ser una opción menos saludable de elegir que la versión normal del alimento.

5. Refrescos de dieta.

Estudios en la Universidad de Texas Health Science Center han demostrado que cuanto más refrescos de dieta consume una persona, mayor es su probabilidad de sufrir sobrepeso. Los refrescos de dieta están llenos de edulcorantes artificiales que alteran la capacidad natural del cuerpo para controlar la ingesta de calorías. Los más utilizados son el aspartamo (E951), la sacarina (E954), acesulfame-K (E950) y sucralosa (E955). Hay una larga lista de efectos negativos asociados con estos edulcorantes artificiales.

En mi próximo artículo, voy a detallar algunos de los edulcorantes y señalar algunos de los efectos secundarios negativos asociados con ellos. No existe ninguna duda de que por lo general, es mucho más saludable para endulzar con azucar tu té o café, en lugar de con la mayoría de los edulcorantes artificiales que se encuentran actualmente en el mercado.
*Nota: aunque la mayoría de los edulcorantes artificiales han demostrado ser perjudiciales para la salud, algunos han demostrado ser relativamente seguros para su consumo: maltitol (E965), manitol (E421) y sorbitol (E420).

6. Fruta Seca.

La fruta es principalmente agua, por lo tanto, si se quita el agua, lo que queda es principalmente azúcar. Está bien si comemos esto con moderación pero para poner las cosas en perspectiva, como ejemplo, sólo un pequeño puñado de pasas contiene 22 gramos de azúcar.

7. Sushi.

El sushi normalmente consiste de arroz cocinado con pescado y verduras crudas. La mayoría de sushi se hace con arroz blanco y a menudo contiene sólo pequeñas cantidades de pescado. El arroz blanco es un aliento de alto índice glucémico. Este tipo de alimentos promueven el rápido aumento de los niveles de azúcar e insulina en la sangre, a la que le sigue una rápida caída en ambos. Esto conduce a un gran aumento del apetito, y como resultado, a pesar de que el sushi es saludable en el sentido directo, se  puede tender a comer en exceso. Algunos tipos de sushi, sin embargo, contiene grandes cantidades de sal añadidas (sobre todo si se toma con mucha salsa de soja).