Razones para reducir tu consumo de carne

El exceso de carnes pone en riesgo tu saludA pesar de que se recomienda la carne como parte de una dieta bien equilibrada, es evidente que la mayoría de las personas que viven en el mundo desarrollado la comen en exceso. Hay al menos tres razones por las que el consumo de carne debe ser limitado.

Ante todo, los hidratos de carbono tales como frutas, verduras, panes y granos utilizan un alcaloide para la digestión, pero se necesita un ácido clorhídrico potente para digerir la carne. Al consumir un exceso de carne, la química del cuerpo se vuelve demasiado ácida. Para corregir este problema, el calcio sale de los huesos para neutralizar la bioquímica. Al consumir un exceso de carne durante un período prolongado de tiempo, este equilibrio negativo de calcio puede causar a una enfermedad  llamada osteoporosis.

En segundo lugar, el colesterol se encuentra en todos los productos cárnicos. Elije tu carne con cuidado, asegurándote de que es baja en grasas saturadas. Un exceso de colesterol puede causarte una enfermedad cardíaca.

En tercer lugar, la carne es uno de los alimentos más difíciles de digerir. Para una digestión óptima, la carne en comparación con muchos otros alimentos, require más masticación. Se puede aumentar la digestibilidad de la carne cortandola en trozos pequeños, masticándola bien antes de tragarla. (Otra opción es marinarla).