5 Consejos para fortalecer el sistema inmunológico y para ayudar a rejuvenecer tu cuerpo

1. Bajar el Consumo de Azúcarsistema-inmunologico

El azúcar disminuye la actividad de las células blancas de la sangre (encargadas de defender al organismo de infecciones y substancias extrañas que podrían causar daños a nuestra salud). A parte de impactar negativamente nuestra sistema inmunológico, el azúcar, que es una sustancia que promueve inflamación en el cuerpo así como un gran número de enfermedades, acelera el proceso de envejecimiento y provoca la acumulación de grasa en el cuerpo.

Surgencia: Una alternativa a utilizar azúcar para endulzar los alimentos es el uso de hierbas y especias que sirven para añadir sabor.

2. Reducir el Nivel de Estrés en Tu Vida

Una de las fuerzas más destructivas que promueve inflamación sistémica y el envejecimiento son los efectos negativos del estrés. El estrés causa la liberación de la hormona cortisol. Cuando grandes cantidades de cortisol están presentes en nuestra sangre durante períodos prolongados de tiempo es extremadamente tóxico. Nuestras neuronas son muy sensibles a los efectos del cortisol. El exceso de cortisol puede alterar drásticamente el sistema inmune, disminuir la masa muscular y causar el adelgazamiento de la piel, acelerando el proceso de envejecimiento de la piel, formación de arrugas prematuras y hacer los vasos sanguíneos más prominentes.

Surgencia: Los beneficios de la meditación, dormir lo suficiente, recibir los ajustes quiroprácticos para reducir interferencias nerviosas y restablecer la armonía dentro del sistema nervioso así como practicar yoga son algunas de las maneras de reducir los niveles de estrés.

3. Evitar Fumar

El tabaco tiene muchos efectos negativos sobre el sistema inmunitario aumentando el riesgo de la infección así como una serie de enfermedades que afectan los pulmones y las vías respiratorias tales como cánceres. A parte de ser perjudicial para el sistema inmunológico lo es también para la piel y el envejecimiento. Cuando inhalamos el humo del tabaco, más de un billón de radicales libres se producen en los pulmones; el resultado es la activación de las células blancas de la sangre que provocan una respuesta inflamatoria, y nos predispone a la enfermedad cardíaca. Además, hay una tremenda respuesta inflamatoria en todos los órganos del cuerpo. El tabaco también actúa como un vasoconstrictor reduciendo el flujo sanguíneo y temporalmente aumentando la presión arterial.

Surgencia: ¡Dejar de fumar!

4. El Exceso de Alcohol

El alcohol suprime el sistema inmunológico haciéndonos más susceptibles a una serie de enfermedades.

Surgencia: Moderar el consumo de alcohol.

5. Dormir lo Suficiente

La falta de sueño puede dar lugar a una disminución en el recuento de células blancas de la sangre, provocando un cambio significativo en el sistema inmunológico. La hormona melatonina que se libera durante el sueño tiene un efecto positivo en él así como en la piel. Es durante el sueño cuando las reservas de energía y la regeneración del cuerpo y nuestras células se someten a un proceso de reparación.

Surgencia: Conseguir por lo menos 7 horas de sueño cada noche.